En este post te enseñaremos cuál es la principal diferencia entre un albarán y una factura. Así como otros puntos que permiten entender los alcances entre uno y otro documento.

Muchas veces el albarán es confundido con la factura, pero debes saber que no son el mismo documento.

Basta con analizar la aplicación de la factura y del albarán en los asuntos comerciales para comprender parte de las diferencias entre ambos documentos. Sin embargo, a simple vista puede resultar un tanto confuso comprender los detalles de este tema.

Aunque muchos programas de gestión te ayudan a diferenciarlos a simple vista son muy parecidos, por lo que te vamos a explicar, de una forma y sencilla, cuál es la principal diferencia entre un albarán y una factura para que no tengas más confusiones al respecto. ¡Empecemos!

¿Para qué sirve una factura?

Conocer qué es una factura y sus funciones es ideal para saber diferenciar sus alcances de los del albarán.

La factura es un documento de naturaleza comercial muy utilizado en la administración de los negocios. Conseguimos ejemplos de factura con frecuencia en la cotidianidad.

Este tipo de documentos mercantiles permiten registrar todos los datos acerca de una compraventa. Por lo tanto, permite llevar un control de gran precisión acerca de la operatividad de un negocio.

Muchas personas cuando se preguntan para qué sirve una factura creen que este documento solo contempla el registro de la información de venta de productos. Pero también refleja información sobre la venta servicios.

Así que podemos recibir una factura de una tienda pero también de un profesional autorizado. Por ejemplo, de un médico, veterinario, fontanero, entre otros.

Que es una factura

Características de las facturas

La principal característica de la factura es que tiene total validez tanto a nivel legal como fiscal.

  • Los trabajadores autónomos y por supuesto las empresas están en la obligación de tramitar facturas.
  • Por otro lado, la factura tiene una función importante en la garantía de una compraventa, siendo vital en la resolución de conflictos.
  • Este tipo de documentos son importantes para la declaración de ganancias percibidas en Hacienda.

¿Qué es un Albarán?

Conocer sobre Albarán su definición y características te permitirá contemplar parte de las diferencias entre este documento y la factura.

Un Albarán es un documento mercantil utilizado para dejar en constancia el pacto comercial entre los involucrados, dejando en evidencia la entrega de un producto o de un servicio.

Cuando se analiza el ejemplo de Albarán notamos que este tipo de documentos dejan en manifiesto la transacción de compraventa, así como la recepción en torno a la misma. Pero no expresa el pago de la mercancía en cuestión.

Llegados a este punto, es importante destacar cuál es la principal diferencia entre un Albarán y una Factura.

Y es que el Albarán no mantiene funciones a nivel tributario. Además, a diferencia de la factura, este documento no es obligatorio en una transacción.

Saber cómo hacer un Albarán es bastante útil, de hecho es un documento práctico que permite tener un registro de uso interno con respecto al manejo de un negocio. Sin embargo, hay que diferenciarlo de la factura ya que no tienen el mismo alcance.

¿Has comprendido la principal diferencia entre un Albarán y una factura? Déjanos en los comentarios tu opinión acerca de este tema.

¿Necesitas un Software para gestionar Facturas y Albaranes?

Otras entradas que te interesarán

¿Qué es un CRM?

¿Qué es un CRM?

Si estás buscando todo sobre que es un CRM, su significado y sus características entonces estás en el post correcto,...

leer más