Tener un ERP y CRM integrados en una misma solución es una forma de obtener una experiencia de gestión integral en pro del éxito de tu negocio. Pues las funciones que resultan de la combinación de estos programas permiten afrontar todas las áreas departamentales de una empresa. Lo que se traduce en ahorro de recursos.

Si bien estos programas de gestión empresarial suelen mencionarse por separado, enfatizando las virtudes de cada uno, lo cierto es que son compatibles para una fusión. Por eso, te comentamos las ventajas de unir ambas soluciones en una solución.

¿Quieres conocer las ventajas de tener un ERP y CRM de primera Mano
Prueba nuestro sitema ERP y CRM en la web durante 15 días sin ningún compromiso. 

ERP y CRM: ventajas de combinar estos programas

La combinación de un software ERP y un software CRM supone un avance significativo para las empresas que buscan alcanzar un elevado grado de eficiencia. Si te está interesando esta idea, repasa las ventajas que vas a disfrutar:

Gestión integral de la empresa

Con el ERP y CRM dispuestos en una misma solución, los beneficios se duplican porque podrás realizar una gestión integral de tu negocio. Por un lado, el software ERP está enfocado en la gestión interna corporativa. Mientras que, el software CRM está especializado en garantizar una óptima gestión de la relación con los clientes.

Máxima seguridad

De por sí cada software goza de rigurosos estándares de seguridad. Al combinarlos conseguirás una protección reforzada de todos los datos de tu empresa, así como los documentos y las contraseñas que cada uno gestiona según el área de especialización.

Mejor comunicación entre departamentos

En el día a día tu empresa verá optimizada su eficiencia empresarial, lo que hará que la comunicación e información que se intercambia entre departamentos sea más fluida. Del mismo modo, esto ayudará a que los empleados de la empresa puedan entender cómo funcionan las áreas departamentales y, por ende, la compañía en conjunto.

Alo Suite

Reducción de los errores

Si todas las áreas de un negocio se gestionan a través de un ERP y CRM, se reduce el riesgo de cometer errores humanos. Pues se podrá automatizar procesos complejos que suelen llevar muchas horas de trabajo que causan agotamiento en el trabajador. Además, el acceso a la información será mucho más fácil y rápido, y se evita el duplicado.

Favorece la toma de decisiones

Tener una vista integral sobre el funcionamiento de una empresa y acceder a la información de forma casi instantánea permite tomar decisiones más estratégicas. Pues obtener la información más importante será cuestión de segundos, podrá compararse y, con base en ello, tomar decisiones sobre la operatividad de la empresa.

Actualización integral de los datos

El fusionar un ERP y CRM te garantiza una actualización instantánea y centralizada de todos los documentos que gestionan ambos programas. Lo que se traduce en la optimización de la productividad y eficiencia del trabajo de los miembros de la empresa.

El ERP y CRM son programas de gestión empresarial que no tienen que competir entre sí. La combinación de ambos duplica los beneficios para tu negocio.